miércoles, 6 de febrero de 2019

Las habilidades sociales con Ratón Blanco: Por Favor, Gracias, Lo siento y Te la dejo.



Bajo el título: Ratón Blanco aprende a hacer amigos, la colección,  con un texto sencillo y preciosos dibujos, consigue que los niños/as se diviertan mientras trabajan las habilidades sociales. A través de cada relato aprenden a ser amables; solidarios; a dar las gracias; a pedir las cosas por favor...que la amistad es el mejor regalo, que merece la pena cultivarla.

Una colección de 4 cuentos: ¡Por Favor!, ¡Gracias!, ¡Te la dejo! y ¡Lo siento!.
Los dos primeros cuentos de la colección , ¡Por Favor! y ¡Gracias!, han sido premiados en la pasada edición de los "INTERNATIONAL LATINO BOOK AWARDS" en la categoría de mejor cuento educativo ilustrado para niños.
Estos premios literarios son los más prestigiosos en lengua española, que se conceden en EE.UU, cada año y en muy diferentes categorías. Premiados anteriormente, han sido escritores como: Mario Vargas Llosa; Paulo Coelho; Gabriel García Marquez; Pablo Neruda,  y una larga lista de escritores.



Pueden visualizar una muestra de los primeras páginas de cada libro de esta colección haciendo 'clic' en la imagen correspondiente.






Es el primer día de clase de Ratón Blanco. Está preocupado por si no hace amigos en el colegio. De camino al cole se encuentra con Caracol que tiene un problema.  ¿Podrá Ratón Blanco ayudarle? ¿Hará amigos en el colegio?


El relato fomenta la empatía, cómo pedir ayuda cuando necesitamos algo, y lo importante que es  valorar y agradecer un favor. 






Ratón Blanco se ha levantado con hambre. Frente a su casa hay un árbol con una hermosa naranja.  Cuando está a punto de alcanzarla,  el árbol se enfada y crece…  Se hace de noche sin haber probado bocado. Una palabra mágica los reconcilia.

El libro desarrolla la importancia no invadir el espacio de otros y pedir las cosas por favor.






 


Ratón Blanco ha tardado todo un día en hacer una preciosa cometa de papel de seda. Sus amigos quieren volarla pero él no la deja porque teme que se estropee o la rompan. Un viento fuerte quiebra la cuerda y la cometa se pierde en el horizonte. ¿Podrá encontrarla? ¿Le ayudarán los amigos a buscarla?

Como el título indica es un cuento para aprender que la amistad es el mejor regalo, que compartir siempre es más divertido que jugar solo.

                           
                

Ratón Blanco y sus amigos Oruga, Caracol, Pequeña Tortuga y Coneja Canela, están tranquilamente jugando a las canicas en el patio del colegio. A mitad de partida Erizo interrumpe el juego, con malas maneras, y les obliga a empezar de nuevo. Erizo pierde, les quita sus preciadas bolitas de cristal y sale corriendo con ellas. ¿Recuperarán Ratón Blanco y sus amigos las canicas? ¿Podrán resolver su conflicto con Erizo?

El relato trabaja la importancia de reconocer los errores y pedir disculpas; así como el valor de saber perdonar y ayudar incluso a los que antes se han portado mal con nosotros.

Además de tener una preciosas ilustraciones, consiguen al ser leídos, que los niños se queden con los mensajes que el cuento transmite, de los cuales el niño va aprendiendo sin darse cuenta, la habilidad social de que trata, afianzándola y disfrutando de la lectura.

¡No dejéis pasar la oportunidad de conseguir estos magníficos cuentos! ¡Merece la pena!.


martes, 29 de enero de 2019

La importancia de escribir a mano



http://www.dylar.es/Libros/804/1.%20DUENDES-EN-LA-CASA.html
Aparentemente, se puede pensar que escribir en un ordenador  aumenta el aprendizaje de los más pequeños, al adaptarse estos con más facilidad  a la era digital. Nada más lejos de la realidad.






Según un estudio publicado recientemente por la revista "Psychological Science" se demuestra que escribir vía ordenador, es menos efectivo que hacerlo a mano. Esta efectividad, se demuestra en el mayor y más profundo aprendizaje de los conceptos y, aumenta el conocimiento de los aspectos conceptuales más importantes del aprendizaje.



Como explica Juan Lupiáñez, director del grupo de Neurociencia Cognitiva de la Universidad de Granada, el proceso de escribir a mano, es más complejo que el teclear unas letras, al exigir que el cerebro se esfuerce más, porque debe hacer una representación mental de las letras que se van a escribir, pero este esfuerzo mental, a la larga, es tremendamente rentable, pues además de ayudar a interiorizar los rasgos esenciales de cada letra, al no escribirse esta igual en cada ocasión, propicia a través de este aprendizaje más profundo, que la comprensión lectora también aumente.




Neurocientíficos y psicopedagogos han llegado a la conclusión, que escribir a mano, tiene muchas más ventajas que escribir mediante el teclado. Entre ellas, poemos destacar:
- Facilita un mejor conocimiento de la ortografía
- Produce una mayor fluidez de ideas cuando se escriben redacciones
- Aumenta la capacidad de lectura
- Mejora la comprensión lectora y además potencia la memoria.




Desde Dylar Ediciones siempre hemos potenciado el escribir a mano, mediante nuestros materiales de Lectura Comprensiva, con nuestros cuadernos de ortografía y de matemáticas, así como con todos nuestros cuentos que ofrecen actividades para que los niños las realicen a mano.



Es por esta razón por la que desde la editorial celebramos este estudio y os invitamos a visitar nuestra página web, dónde podréis encontrar todos los materiales necesarios para que los más pequeños puedan desarrollar la actividad de escribir a mano y aprovecharse de todos sus beneficios.




viernes, 25 de enero de 2019

FRUTAS Y VERDURAS



http://www.dylar.es/Lecturas/Cuentos_infantiles/32_FRUTAS-Y-VERDURAS---Tapa-dura.html
http://www.dylar.es/Lecturas/Cuentos_infantiles/32_FRUTAS-Y-VERDURAS---Tapa-dura.html


Tenemos el placer de presentar los nuevos materiales que ya se encuentran disponibles en Dylar Ediciones. Las primeras novedades son estos 2 álbumes ilustrados que les presentamos: FRUTAS y VERDURAS.

Del mismo autor y de la misma ilustradora que las colecciones de álbumes ilustrados COLORES’ y ‘DUENDES  y, siguiendo la misma propuesta pedagógica.
 
Dos álbumes ilustrados que, a través de divertidas escenas nos ayudan a reconocer frutas y verduras, descubrir sus propiedades y aprender qué hacer con ellas.

Las imágenes tienen un alto contenido didáctico y diferentes niveles de lectura. Son historias para leer, imaginar y aprender.

Igual que en las colecciones anteriormente mencionadas, proporcionaremos al maestro una propuesta pedagógica gratuita para trabajar en el aula, habilidades como:

pensamiento matemático, conocimiento del medio, desarrollo corporal y salud, creatividad, desarrollo emocional y atención visual.

A continuación, os presentamos una muestra de esta colección con una imagen de cada uno de los álbumes y un ejemplo de la propuesta pedagógica.

Cada álbum consta de 12 ilustraciones y una propuesta pedagógica por ilustración, que el maestro puede ampliar como quiera sacando el máximo rendimiento, tanto en el aula como fuera de ella.



VERDURAS - Tapa dura (tamaño: 20x25) - ISBN 978-84-15966-88-3

http://www.dylar.es/Libros/809/02.%20Verduras.html
 


FRUTAS - Tapa dura (tamaño: 20x25) -  ISBN 978-84-15966-87-6

http://www.dylar.es/Libros/808/01.%20Frutas--.html

EJEMPLO DE LA PROPUESTA PEDAGÓGICA - M A N G O
 
  • PENSAMIENTO  MATEMÁTICO
Con este tipo de preguntas intentamos fomentar en el lector el pensamiento lógico-matemático. Reconocer los números y su relación, identificar las formas y su situación espacial.

¿ Cuántos mangos hay dentro sobre el árbol? ¿ Y dentro de la caja?

Respuesta: Nueve sobre el árbol y siete dentro de la caja.

A la vez que les pedimos contar, también hacemos que diferencien opuestos:
dentro -fuera   /   arriba-abajo


 
  • CONOCIMIENTO DEL MEDIO
Buscamos que el lector reflexione sobre el entorno natural, social y familiar; y su relación con él.

¿Qué son los dos botes que hay junto a la tumbona?

Respuesta:  Protección solar. Crema para que el sol no queme la piel.

Hacemos reflexionar al niño sobre la fuerza del sol, sus beneficios y sus cuidados
 

 
  • DESARROLLO CORPORAL Y SALUD
Buscamos que el niño conozca su cuerpo, lo valore y lo cuide. Fomentar hábitos saludables y respetar las diferencias.

¿Qué hace la niña en la tumbona?

Respuesta:   Tomar el sol, con protección.

El niño ha de reflexionar sobre cuándo hay que descansar y cómo hacerlo sin tener problemas con el sol.

 
  • DESARROLLO EMOCIONAL
Con este tipo de preguntas buscamos que el niño identifique y exprese sus sentimientos. Fomentamos su capacidad afectiva, su confianza y su habilidad para resolver conflictos

¿ Por qué el gato está sobre el árbol?

Respuesta:  Está jugando con el perro. Quizá le haga un poco de rabiar.

En este caso intentamos diferenciar el juego, con las bromas y los enfados. Buen momento para pensar en como solucionarlos, cuando suceda.

 
  • CREATIVIDAD
Con este tipo de preguntas fomentamos en el niño el pensamiento abstracto. Su capacidad de inferir y reconstruir una nueva solución con los elementos que ya dispone.

¿ Por qué hay un niño con los ojos tapados?

Respuesta: Quizá nunca haya probado el mango y su amigo le quiera sorprender con el sabor.

A partir de la respuesta del niño podemos hablar del juego y la confianza en el otro.

 
  • ATENCIÓN VISUAL
Con este tipo de preguntas buscamos que el niño vuelva a recorrer la escena y busque algún detalle muy especifico, ya sea por su forma o por su significado.

¿De qué color es el lazo que tiene la niña sobre el pelo?

Respuesta: ¿ Rojo, rosa, morado?

Invitamos al niño a que busque un detalle muy especifico. Eso hace que vuelva a recorrer la escena.

 
  • EXPRESIÓN VERBAL
Con este tipo de preguntas buscamos que el niño exprese su opinión, sus gustos, sus miedos...etc, a través de las imágenes que se muestran en la escena.

¿Comes mangos muy a menudo?

Respuesta:  Si, No, Nunca... ¿Lo probamos un día?

En esta cuestión pedimos al niño que nos hable de sus gustos, y a partir de allí descubrimos si le gusta compartirlo, con quién o cuándo y porqué. En el caso de que nunca lo haya probado, podemos hacerlo juntos.


Después de cada lectura estamos seguros que las zanahorias no sabrán igual y las naranjas les olerán mejor. 
Y sino ... ¡vean!
Podéis ver una muestra de cada cuento haciendo "click" en cada imagen, y como siempre, tenéis más información en nuetra página web y en el correo dylar@dylar.es

http://www.dylar.es/uploads/libros/808/docs/FRUTAS%20MUESTRA.pdf

http://www.dylar.es/uploads/libros/809/docs/VERDURAS%20MUESTRA.pdf



964 51 55 94

 




miércoles, 16 de enero de 2019

María Valenzuela, la autora de Cuentos para aprender ortografía, nos explica la razón por la cual escribió estos cuentos






Cuando comencé a trabajar con alumnos/as de 1º de Primaria, aprecié rápidamente que la ortografía les suponía una enorme dificultad. En pleno proceso de aprendizaje lecto-escritor, cuando ya parece que le van cogiendo el “ truquillo”, la “m” con la “a” “ma”… resulta que la “z” con la “a” es “za”, pero para escribir el sonido “ce” tenemos que usar la “c” “de media luna”, como le llamamos, creo inconscientemente, es la primera  incongruencia con la que se encuentran, y que vendrá seguida muy de cerca de la caprichosa ortografía de los sonidos ga, go, gu, gue, gui, güe, güi o ca, que, qui, co, cu. 

Estos casos están englobados dentro de lo que los docentes llamamos “ortografía natural” y no sé por qué usamos este nombre ya que de natural no tiene nada, más bien todo lo contrario.






En líneas generales: ni la ortografía natural ni el resto de reglas con las que tienen que enfrentarse inmediatamente, tienen nada de lógico (delante de “p” y “b” se escribe “m” y no “n”, aunque en rosa la “r” tenga sonido fuerte se escribe una sola “r”…). La ortografía es así porque sí, no tiene una explicación coherente para los mayores, cuanto menos para los pequeños.







A lo dicho. Tenemos que unir una realidad patente desde hace tiempo en nuestras aulas, y es que el umbral de atención de nuestro alumnado está cambiando. Cada vez supone más esfuerzo concentrar su atención. Esto es debido a que fuera de clase están sometidos a estímulos audiovisuales muy intensos: dibujos animados con una velocidad de imágenes infinitamente más rápida de la que tenían los dibujos de “nuestra época”, juegos de ordenador, de videoconsolas…y algunos aparatos o “maquinitas” más, de los que no sé ni sus nombres, y a los que tienen acceso cada vez a edades más tempranas. 

Todo esto supone una “competencia desleal” frente a los estímulos que les podemos proporcionar los maestros/as a la hora de enseñarles ortografía. Una letra fija en un papel o en la pizarra difícilmente les hará mella.





Ante esto, los maestros/as podemos permanecer impasibles, quejarnos o hacer algo. Las TIC han llegado a los centros y se han convertido en aliados, pero en los primeros cursos su uso no es generalizado. Así que, por qué no echar mano de un recurso presente en la vida del niño/a, tanto fuera como dentro del aula, adecuado a su edad y cuyo resultado como vehículo de aprendizaje está demostrado: EL CUENTO.



Hace ahora unos siete años que comencé a escribir cuentos para que mis alumnos/as aprendieran ortografía. Primero para la ortografía natural y después, vistos los resultados, para el resto de reglas que constituyen unos cimientos ortográficos necesarios. Después de aplicarlos en mis sucesivas clases con unos resultados estupendos, se han publicado. 

Me alegra que este recurso esté al alcance de otros maestros/as y, por ende, que no sólo mis alumnos/as se puedan beneficiar de ellos y entender la ortografía. Porque, gracias a brujas, magos, ogros, gnomos, dragones… y las situaciones que con ellos se crean, las reglas ortográficas tienen una explicación lógica, coherente y entendible. Por experiencia sabemos que los conocimientos que se entienden se recordarán y se aplicarán sin problemas. Aquellos que no, correrán peor suerte.

María Valenzuela Góngora